• Anne Paxton

Migrantes Dentro un Fuego Cruzado: de Turquía a Grecia

Grecia fue el punto de entrada principal para los refugiados que emigraron a Europa durante el aumento de migrantes de 2015-16. Está conectado con Siria a través de Turquía, y muchos migrantes sirios viajan a través de las fronteras de Turquía hacia Grecia. Como resultado, las autoridades turcas anunciaron que ya no impedirían que los migrantes cruzaran a Europa después de que varias tropas turcas murieran en ataques aéreos en el norte de Siria. Turquía se ha quejado durante mucho tiempo del manejo de la Unión Europea de los refugiados que huyen de Siria. En marzo, el presidente Recep Tayyip Erdogan abrió la frontera entre Turquía y Grecia para que la UE atienda las demandas turcas de ayudar a Turquía con las multitudes de inmigrantes que llenan el país. Esencialmente, Erdogan utilizó el creciente sentimiento antiinmigrante en Turquía para bloquear las críticas a su invasión siria en 2019.


Al escuchar esta proclamación, miles de migrantes se apresuraron a llegar a la frontera griega, algunos de los cuales tomaron autobuses proporcionados por Turquía. Una vez que llegaron a la frontera, quedó claro que los migrantes no eran bienvenidos. El ejército y la policía griegos se encontraron con los migrantes armados con alambradas de púas, gases lacrimógenos y armas. Además de la prevención física, el gobierno griego suspendió las solicitudes de asilo y amenazó con deportar a los que ingresaran ilegalmente. Además de la fuerza autorizada por el gobierno, los ciudadanos griegos establecieron patrullas civiles para detener a los migrantes. Esta acción ciudadana es un reflejo de las opiniones griegas sobre la migración. Un estudio del Pew Research Center de 2018 muestra que, si bien el 69% de los griegos apoyó la aceptación de refugiados de países donde las personas huyen de la violencia, el 82% de los griegos dijeron que querían que pocos o ningún migrante adicional se mudara a sus países. El 74% considera que los inmigrantes son una carga para su país porque aceptan empleos y beneficios sociales.


En marzo, la policía turca incendió las tiendas de los migrantes atrapados en la frontera. Afirmaron que el riesgo de propagación del coronavirus era el motivo de sus acciones. En Grecia, la llegada de migrantes a la frontera no pareció una crisis migratoria, sino un ataque de Turquía para intentar desestabilizar al gobierno griego a través de los migrantes. Las imágenes a lo largo de la orden muestran a las fuerzas turcas disparando gases lacrimógenos contra los griegos y vehículos blindados turcos que intentan derribar la valla fronteriza.


Los migrantes, a quienes se les prometió la libertad de un país devastado por la guerra, se encuentran en cambio atrapados entre dos fuerzas en conflicto. Están siendo utilizados injustamente como objetos en un conflicto más amplio. Mientras Grecia y Turquía se atacan entre sí, los migrantes quedan literalmente atrapados en el fuego cruzado. En el contexto mundial más amplio, a menudo se culpa a los migrantes de los problemas económicos dentro de un país. Se les considera una carga y se les trata de forma inhumana. 


Los migrantes son humanos. Sus vidas tienen un significado, y ese significado debe reconocerse. No solo por personas como usted y como yo, sino por gobiernos que toman decisiones que controlan su futuro.


Imagen: https://www.ft.com/content/801f4bd4-5ef5-11ea-b0ab-339c2307bcd4





TVOM

Contact us in any chance with any ideas, questions, contributions!

Email: thevoicesofmigrants@gmail.com

Phone: +2022300528

Get Weekly Updates

© 2023 by Women PWR. Proudly created with Wix.com | Photographs taken by Marianna Bonilla | Drawings by Sara Manzano Davila