• Carolina Zubler

Expectativas Inalcanzables: Barreras Para el Aprendizaje de Niños Inmigrantes en los Estados Unidos


Cada año, miles de niños realizan largos y arduos viajes hacia una vida mejor. Los obstáculos geográficos, climáticos y legales hacen que sus viajes sean física, emocional y mentalmente agotadores, y además de esto, les impide participar en escolaridad constante. Las consecuencias de perderse años críticos de educación son graves y duraderas, y estas consecuencias se agravan cuando los países receptores de los niños inmigrantes no están preparados para garantizar que estudiantes inmigrantes puedan tener éxito.


Según la decisión de la Corte Suprema de 1982 en el caso Plyler v. Doe, todos los niños en los Estados Unidos tienen derecho a una educación K-12, independientemente de su estado migratorio, y a partir de 2016, había más de 4.7 millones de personas nacidas en el extranjero inscritas desde pre-kindergarten hasta la enseñanza secundaria en los Estados Unidos. Aunque los niños inmigrantes en los Estados Unidos a menudo están matriculados en la escuela, existe una disparidad en el éxito educativo: según los datos de 2012, los niños que han emigrado a los Estados Unidos tienen un rendimiento promedio inferior en resolución de problemas, matemáticas y lectura que estudiantes en los Estados Unidos que no son inmigrantes. Desafortunadamente, los estudiantes inmigrantes enfrentan innumerables barreras para el aprendizaje, lo que hace imposible que se les espere mantenerse al día con los estudiantes que no enfrentan tales barreras.


Una barrera significante para el aprendizaje de los estudiantes inmigrantes es la falta de conocimientos de Inglés. Para exacerbar esta desventaja, muchos distritos escolares de EE. UU. carecen de un número suficiente de intérpretes. Además, los inmigrantes más jóvenes a menudo enfrentan la difícil tarea de aprender dos idiomas a la vez, algo que requiere una conciencia especial y flexibilidad por parte de los maestros. Como señala Natasha Kumar Warikoo, profesora asociada de la Universidad de Harvard, "Usar múltiples formas de comunicación en el aula, junto con el apoyo al desarrollo del idioma nativo, requiere habilidad y práctica." Desafortunadamente, las pruebas estandarizadas son a veces un obstáculo para los maestros que intentan enseñar de acuerdo con las necesidades individuales de aprendizaje de idiomas. Warikoo señala: "Las exigencias de las pruebas estandarizadas a menudo obligan a las escuelas a enfatizar el aprendizaje de memoria en inglés, descuidando el increíble activo de los idiomas nativos de los niños y gran parte de lo que los investigadores han descubierto sobre cómo los niños aprenden los segundos idiomas".


Las circunstancias domésticas difíciles agregan otra barrera al aprendizaje de los estudiantes inmigrantes. Los estudiantes inmigrantes a menudo necesitan cuidar a los miembros de la familia o trabajar para mantener a sus familias, y esto impide que muchos asistan a importantes programas académicos como la escuela de verano. Además, sus padres a menudo carecen de habilidades de lectura y escritura en inglés, y generalmente no están familiarizados con el sistema escolar estadounidense, por lo que a menudo no pueden proporcionar el tipo de apoyo académico que muchos de los compañeros de sus hijos reciben en casa, y no se debe esperar que lo hagan. Los distritos escolares deben asegurarse de que los estudiantes inmigrantes puedan recibir este tipo de apoyo académico de otros lugares.


Los estudiantes inmigrantes también a menudo sufren traumas emocionales severos mientras intentan aprender, y los maestros con frecuencia no están preparados para lidiar con ciertos traumas. En la escuela primaria Munger Mountain en Jackson, Wyoming, un estudiante había sido separado de su familia y estaba tan traumatizado que no habló durante semanas. Según el director de la escuela, "lloraba constantemente, preocupándose de que su abuela fuera asesinada en El Salvador y de que nunca volvería a ver a sus padres." Se necesita un número suficiente de consejeros escolares, así como capacitación en trauma para maestros, para ayudar a los niños inmigrantes a tener éxito en la escuela a pesar del trauma, pero estas cosas no siempre están disponibles en las escuelas de los Estados Unidos. La investigación muestra abrumadoramente que el aprendizaje se ve obstaculizado por la ansiedad y el estrés: según Jack Shonkoff, director del Centro para el Niño en Desarrollo de la Universidad de Harvard, "los niveles altos y persistentes de estrés pueden alterar la arquitectura del cerebro en desarrollo y otros sistemas biológicos, con graves impactos negativos en el aprendizaje, el comportamiento y la salud física y mental de por vida." El trauma puede hacer que el aprendizaje sea extremadamente difícil para los estudiantes inmigrantes en los Estados Unidos.



El miedo arraigado en los inmigrantes estadounidenses por la retórica política y las amenazas del ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos) se suma a la ansiedad de estos estudiantes, perpetuando desigualdad educativa. Cuando el presidente Trump anunció una serie nacional de redadas de inmigración planificadas en el verano de 2019, algunos estudiantes inmigrantes comenzaron a quedarse en casa desde la escuela de verano por miedo. Según Amanda Escalante, quien dirige un equipo de especialistas en aprendizaje temprano en un programa de alfabetización temprana para migrantes, “El estado constante de ansiedad crea estrés tóxico para cada miembro de la familia. Los niños no se sienten seguros y protegidos."


Por último, el ajuste cultural y los prejuicios en los entornos escolares también pueden hacer que el aprendizaje sea un desafío para los estudiantes inmigrantes. El prejuicio puede ser particularmente frecuente en comunidades que alguna vez fueron homogéneas, cuya demografía está cambiando como resultado de la inmigración. La capacitación en competencia cultural para los maestros es crítica para combatir esto, y los expertos también sugieren emparejar a los estudiantes con mentores del mismo origen racial y étnico para ayudarlos a adaptarse. Natasha Kumar Warikoo recomienda seguir un modelo de “cultural stradling,” en el que se abrazan y celebran las dos culturas de los estudiantes.


A pesar de todo lo que necesitan superar para llegar a los Estados Unidos, las nuevas vidas de los niños inmigrantes aquí comienzan con las tarjetas apiladas contra ellos, en primer lugar porque a menudo han perdido años críticos de educación cuando estaban migrando, y en segundo lugar debido a las muchas barreras para educación de calidad que enfrentan cuando han llegado. Los políticos en los Estados Unidos tienen la responsabilidad de trabajar para apoyar la educación de los niños inmigrantes para que puedan ponerse al día con sus compañeros y tener las herramientas necesarias para el éxito. Como nación de inmigrantes, nuestro trabajo es apoyar a los inmigrantes. La reducción de las disparidades educativas para los inmigrantes es una de las mejores formas de hacerlo.


https://www.gse.harvard.edu/news/uk/14/12/education-immigrant-children

https://www2.ed.gov/about/overview/focus/immigration-resources.html

https://www.nytimes.com/2019/07/09/us/migrant-children-schools-border.html

https://www.americanimmigrationcouncil.org/research/plyler-v-doe-public-education-immigrant-students

https://www.gse.harvard.edu/news/uk/18/07/migration-separation-and-trauma

https://www.oecd.org/education/Helping-immigrant-students-to-succeed-at-school-and-beyond.pdf



TVOM

Contact us in any chance with any ideas, questions, contributions!

Email: thevoicesofmigrants@gmail.com

Phone: +2022300528

Get Weekly Updates

© 2023 by Women PWR. Proudly created with Wix.com | Photographs taken by Marianna Bonilla | Drawings by Sara Manzano Davila